Fuimos de los 25 mil afortunados que estuvieron en uno de los eventos tecnológicos más importantes de México: ¡Campus Party! Llegamos muy contentos de nuestra visita en Guadalajara, pues más que querer estar al tanto de todo lo que sucedía, aprendimos gran cantidad de cosas, no sólo de los ponentes, también de todo el talento joven que estuvo presente.

A pesar de que ya habíamos asistido años anteriores, no dejó de sorprendernos toda la vibra que se vivía en el recinto, cientos de chavos inundando las mesas de trabajo preparándose para librar el gran hackathon; únicamente su lap y su enorme genio. Gran cantidad de audiencia tomando notas y participando en cada ponencia; varios casos de éxito tratando de motivar a los jóvenes para que sigan sus sueños y se adentren al salvaje mundo del emprendimiento.

Entre carreras de drones, luchas de robots a muerte y miles de combates virtuales entre aguerridos gamers, nos la pasamos increíble, estábamos en todo nuestro apogeo, se respiraba sangre jóven: Era como una pequeña burbuja que nos mantenía a salvo de los males que aquejan actualmente a México.

Esperamos con ansias el próximo Campus Party, definitivamente vamos a estar allí de nuevo, sobre todo por la necesidad que tenemos de seguir descubriendo y aprendiendo cosas nuevas, y por último porque queremos alimentarnos nuevamente de la esperanza de que en México se están incubando grandes talentos que buscan cambiar el rumbo del país.